mayo 24, 2021

Detenido en Italia Carlos Edoardo Orense Azócar bajo sospecha de tráfico internacional de drogas

 


Detienen  al empresario chavista, en un Bed & Breakfast italiano, acusado de narcotráfico. 

Desde Venezuela y Colombia, la droga llega a todo el mundo e Italia no es la excepción.

Si bien el gobierno italiano aún no ha tomado partido en contra de la dictadura venezolana, el narcotráfico, del que el dictador Maduro es su mayor representante y partidario, galopa a pasos agigantados.

.........

#gothic #coat  ¡Imperdible! 

GOTHIC ORNATE MULTILAYER COLLAR COAT

https://www.punkravestore.co.uk/collections/gothic-coat/products/gothic-ornate-multilayer-collar-coat 

.........

Hace unos días, Carlos Edoardo Orense Azocar, un venezolano de 66 años, fue detenido en un bed and breakfast en Italia, Casalvieri (Frosinone). Es un narcotraficante peligroso con una orden de arresto emitida por el Tribunal de Nueva York. Azocar es un poderoso empresario del sector petrolero y alimentario. La pregunta es: ¿qué hacía en Italia?

Buscado por trasladar grandes cantidades de cocaína entre países americanos, también con la ayuda de milicias armadas, grandes buques comerciales e incluso con un submarino, cargos que habrá que verificar en su país si es extraditado y por hechos que se remontan principalmente a 2016. y hasta 2017.

No se olvida que la cúpula de Maduro es acusada por Estados Unidos de estar al frente de la organización que se ocupa del paso del narcotráfico internacional.

Mientras espera el jucio del juez, la joya venezolana podría posiblemente permanecer tras las rejas sin tener domicilio propio. A esto se suma que  no está en excelente estado de salud. Italia necesita despertar si no quiere convertirse en el hogar del hampa venezolano como sucede en el país gobernado por el déspota.

También el periódico italiano Il Messaggero habla de Orense Azocar.

Cosmo de La Fuente


De interés

Así describe
n las relaciones deCarlos Orense Azocar con el narcotráfico en Venezuela y la «lavadora» de suyerno


Il Messaggero




 

No hay comentarios.: