mayo 11, 2021

COLOMBIA EN SU EXPERIMENTO SOCIALISTA

 


“Cuando se busca un cambio basado en la envidia, el fracaso está asegurado”.

En los últimos días en Colombia se programó un paro “Nacional” liderado por los partidos socialistas "La Colombia Humana" y "El Partido Verde"; uno que de humano no tiene nada y el otro que de verde solo tiene sus ideas.

Este paro es originado para rechazar una serie de reformas, entre ellas la reforma tributaria, fue un error por parte del gobierno promover una cambio en la recolección de impuestos en plena crisis económica generada por las cuarentenas, donde los bolsillos de los colombianos están muy fracturados.

Esto sirvió como detonante para generar protestas con diferentes peticiones, como la eliminación de las propuestas tributarias, de salud, mejoras en la educación, transporte y salario. Vino la pesca en aguas revueltas buscando la caída del gobierno y la eliminación de algunas fuerzas de seguridad del estado.

Se puede hablar de un 5% de la población convencida que la igualdad social existe, de un 30% que cree que si hay que hacer una reforma, un 50% que desea seguir trabajando apostando a un mejor futuro y un 15% que son como Vicente, el que va para donde va la gente.

Colombia en su experimento socialista. Este experimento donde la mayoría de colombianos fueron incluidos involuntariamente, se dieron cuenta que cuando se busca la igualdad social, la eliminación de impuestos y la supervisión de los cuerpos de seguridad, lo único que se logra es la anarquía y la miseria.

En el experimento socialistas promovido por resentidos y envidiosos socialistas, lograron en pocos días crear desabastecimiento, terror, desmanes, violencia y quiebra; esto ya se ha visto en otros países donde las promesas populistas sólo sirven para alimentar demagogos y corruptos.

¿Seria bueno eliminar la recolección de impuestos?  Si esto se logrará, habría que eliminar, la educación pública, los servicios  hospitalarios del estado, el mantenimiento de las cárceles, obras públicas, el pago a los cuerpos de seguridad, las pensiones y todo programa social.

En países donde se juega a la igualdad social y a la protección del más necesitado, los  que trabajan y se esfuerzan diariamente terminan pagando los platos rotos de los vagos e inadaptados.   

Le pregunto Platón a Sócrates en el libro La República ¿Qué hacer cuando el ciudadano exija mejoras en su calidad de vida? A lo cual Sócrates le contesto…¡ Subirle los impuestos! Colombia no es un país paternalista que pueda vivir de la riqueza del subsuelo, es por eso que tiene que vivir con el aporte fiscal. Colombia en su experimento socialistas obligado, en pocos días demostró lo grave que sería vivir sin trabajar, atacando a quien tiene, saqueado el logro del otro y destruyendo la propiedad privada como las obras del estado.

Un país se construye trabajando, apoyando al empleador, cuidando la propiedad privada, pagando los servicios públicos y eligiendo muy bien a sus dirigentes.

“El socialismo sólo es bueno en los cuentos de Hadas”.

Luís Córdoba Reyes

No hay comentarios.: