enero 26, 2021

ORGASMOS DE UN SOCIALISTA

 


El placer; el ser humano lo consigue de una manera muy subjetiva, hay quienes sienten placer viendo un atardecer, otros con una exquisita cena, los hay que lo consiguen con una buena lectura diaria, también los que lo sienten mintiendo, engañando, robando o los que la costumbre de la practica del onanismo sienten más placer que comprometerse.

“El envidioso siempre sentirá mucho placer cuando ve al prójimo caer”.

Es natural que uno de los deseos del hombre es lograr tener placer, lo que también ayuda a conseguir la famosa felicidad que tanto se busca, esto, como cualquier orgasmo, es momentáneo y pasajero lo que hace que la felicidad no sea eterna ni constante.

El placer; el ser humano lo consigue de una manera muy subjetiva, hay quienes sienten placer viendo un atardecer, otros con una exquisita cena, los hay que lo consiguen con una buena lectura diaria, también los que lo sienten mintiendo, engañando, robando o los que la costumbre de la practica del onanismo sienten más placer que comprometerse.

Pero una forma de sentir placer en algunos individuos, es ver al otro pasando trabajo, verlo tropezar en lo económico, social o políticamente, este placer lo alimenta la envía y el resentimiento que ha sido infundido desde los abuelos hasta las universidades.

Orgasmo de un socialista… Los individuos que defiende esta doctrina política, la cual se ha alimentando desde sus antecesores escuchándolos decir todo el tiempo “Este país no sirve o la culpa es del gobierno”  les ha creado un morbo que siente un orgasmo cuando el otro fracasa o cae en miseria.

En los últimos años hemos visto como estos socialistas desubicados tienen grandes orgasmos destruyendo la propiedad privada y lo publico, eligiendo a corruptos con plena conciencia, sólo por el placer de ver arruinado al que ha trabajo y triunfado en lo económico como en lo personal. Estos resentidos sociales son un fenómeno ya que entre ellos vemos a letrados, personas pudientes y religiosos que sus orgasmos se basan en codicia, ambición, odio y sobre todo por la afección de tener una felicidad gracias al dolor del otro.

Orgasmos de un socialista… Son rencorosos llenos de traición y maldad, este tipo de placer ha llevado a países a la ruina, sociedades que entran en conflictos entre ellas y a personas seguir el camino del suicidio, pero lo triste de estos orgasmos de socialistas es que son tan pasajeros que, sólo quedan en un cuarto oscuro donde se muere el futuro.

El placer que  se busca con el sacrificio del otro sólo ha conseguido tener familias destruidas, economías quebradas y sueños fallidos, todo esto gracias a la envidia que muchos padres  les  inocularon a sus hijos debido a su fracaso personal.

Hoy los socialistas estadounidenses están teniendo un orgasmo con el que no pueden de la dicha, pero pasará dejando un mal sabor,  orgasmo de un estéril que no dará ningún fruto, sólo tendrá el placer de ver al otro acaba.Pero como toda emoción es pasajera, tenemos que aprovechar ese momento estelar en el que están viviendo, para reorganizarnos y hacer que el placer cambie de esquina, esa donde la libertad se vive, la economía florece, el capital aumenta y la isonomía se defiende.

El filósofo y emperador romano Marco Aurelio en una de sus frases nos demuestra la distancia que hay entre un orgasmo y un logro que llega muy lejos, en ella nos dice “Un hombre noble se compara y estima a sí mismo por una idea que es superior a él; un hombre mezquino, por una inferior a sí mismo. El primero produce aspiración; el otro ambición, que es a lo que un hombre vulgar aspira”.

Los políticos, religiosos y socialistas viven de orgasmo en orgasmo; en cambio los hombres libres llenos de disciplina y responsabilidad, sí verán resultados en sus acciones, dejando huellas y legados que les darán placer a muchos a través del tiempo.

“El placer y la felicidad no pueden estar basados sobre el fracaso del otro”.


Luís Córdoba Reyes

 

 

 


No hay comentarios.: